Diario Sport Iguazú

Ledesma se quedó con el triunfo en el TC en Concordia

282b9c2201f7161638eea5b922591243

Christian Ledesma dominó la final del Turismo Carretera en el autódromo de Concordia, seguido de Agustín Canapino y Juan Martín Trucco. Facundo Ardusso con el Torino, finalizó séptimo y se llevó la etapa regular.

 

Sobre la línea de meta, Mazzacane, Gianini y Martínez se golpearon contra la pared.

 

En el comienzo, Ledesma, que largó desde el cuarto lugar, superó a Ardusso, Rossi y Canapino para ser el nuevo puntero de la carrera. Rápidamente, el marplatense tomó una buena diferencia sobre Canapino y Rossi.

 

En la cuarta vuelta se neutralizó la competencia por el despiste de Juan Martín Bruno y Ledesma perdió toda la diferencia que había conseguido sacarles a Canapino y Rossi. Sin embargo, en el relanzamiento tomó distancia otra vez.

 

La lucha se dio por el tercer lugar, entre Rossi y Trucco. El piloto de Dodge intentó en todos los sectores del circuito pasar al de Ford, pero sin éxito. El Pace Car se hizo presente en varias oportunidades, aunque eso no imposibilitó a Ledesma mantener la punta de la carrera.

 

Finalmente fue victoria para Ledesma, seguido por Canapino, Trucco, Castellano y Guillermo Ortelli. En las últimas curvas, Rossi rompió el motor y pudo llegar con lo justo, en la décima posición. Además, se generó el despiste de Gastón Mazzacane, Omar Martínez y Juan Pablo Gianini a metros de la bandera a cuadros. Los tres se golpearon fuerte contra el paredón de boxes.

 

Ledesma volvió a la victoria en su carrera número 300 dentro de la categoría. La próxima fecha del Turismo Carretera será el 24 de septiembre, en el circuito de La Pedrera.

 

Los primeros: 1 LEDESMA, CHRISTIAN – 2 CANAPINO, AGUSTÍN – 3 TRUCCO, JUAN MARTÍN – 4 CASTELLANO, JONATAN – 5 ORTELLI, GUILLERMO

 

Con este final, Ardusso se llevó la etapa regular y consiguió el pase a la Copa de Oro junto a Josito Di Palma, Ledesma, Castellano, José Manuel Urcera, Silva, Canapino, Trucco, Mauricio Lambiris, Gastón Mazzacane, Ortelli y Rossi.

Comentarios

Comentarios